Blogia
LITERARIA

HISTORIAS DE AÑO NUEVO

HISTORIAS DE AÑO NUEVO Eran las 12 horas de la noche y la sala mal trecha era iluminada por una vela casi consumida por la indiferencia, unos ronquidos desviados y enfundados desde el fondo de la casa, daban cuenta de la cristiana y carente costumbre de celebrar el año nuevo, y al acercarse a los inusuales ruidos, eran dos viejos ancianos, un viejo matrimonio de lugareños que  vivían solos y la miseria y pobreza, mezclada con el olvido de sus familiares los habían hacinado a alejarse y refugiarse en su casa muda, la cual no recordaba en ninguna de sus paredes ni rincones ni la navidad ni el año nuevo. Las bombardas y cuetecillos explotaban a pocos metros y el tumulto de la gente condecian que el nuevo año se acercaba y las campanadas anunciaban un cuarto para las 12 de un nuevo día y de un nuevo año. Este panorama era contrario en las casas contiguas, en donde una alborozada familia, de alegres hijos, de una candida abuela, con emocionados padres,  y de primos recien llegados del norte, se abrazaban y compartian loas y parabienes de un nuevo ciclo anual que  estaba  muy, pero muy cerca, los gritos y emociones se confundian entre los parroquianos, era una fecha muy hermosa. Por ello una cuadra más abajo se quemaba un pequeño muñeco, relleno de hojas, ropa muy vieja, retazos de telas y viejas sabanas roidas por el tiempo, donde un adolescente de 14 años, sentaba en una silla de madera vieja a la creación familiar,  donde todos habían aportado con prendas y materiales para darle vida y quitarsela entre llamas unos minutosa después. Y esa alegria era mas emotiva dos cuadras más abajo, en la casa de material noble que destacaba en toda la barriada por sus  bellas cornisas, su amplio balcón y la mejor vista hacia el centro de la ciudad, con bellas columnas clasicas de madera, y de entre aquel balcón unas bellas melodias encantaban la cuadra, y en un acercameinto directo se apreciaba la hermosa mesa extensa de 16 sillas adornada con miles de artilugios, adornos y atavios que eran parte de la fecha, iluminada con infinitas luces de colores que se extendian por doquier, dandole un aspecto especial y colorido a ese lugar lleno de personas elegantemente vestidas, para celebrar una fecha en famnilia.
Al otro lado de la ciudad en un barrio mucho más pobre un grupo de niños encendia unos cuetecillos sin reparo y al libre albedrio, sin la aparente presencia de sus progenitores, quienes metros más allá libaban licor y reian por las bromas y conversación que compartían  allí reunidos... Por supuesto que la realidad con respecto al otro barrio era muy distinta pues un arenal y el material de las cass era muy rústico, el contraste marcado era inconfundible... el año nuevo era uno solo, pero als fromas de celebrar eran una multiplicidad de intenciones yy pretenciones... 
 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres