Blogia
LITERARIA

EL FUTURISMO

Fuurismo: el frenesí de
la vida moderna















Movimiento
literario y artístico surgido en Italia en el primer decenio del
siglo XX. Nació con un manifiesto, y varió y fijó
sus propios enunciados en una serie de manifiestos. El 20 de febrero de
1909 F.T. Marinetti publicó en  «Le
Figaro» de París un primer
Manifiesto
en el que proclamó como formas de expresión del futurismo
la agresividad, la temeridad, el salto mortal, la bofetada, el puñetazo.

En 1912, el mismo Marinetti,
con el Manifiesto
técnico de la literatura futurista
,
apuntó
como medio específico de expresión literaria las «palabras
en libertad», que eran capaces de traducir, por analogía y
sugestión, los mecanismos psíquicos y el frenesí de
la vida moderna. Esto comportaba la abolición de la sintaxis, de
la puntuación, de las partes calificativas del discurso (adjetivos,
adverbios). Las nuevas teorías se aplicaron también a la
pintura (1910: Primer y segundo manifiesto de la pintura futurista,
firmados
por Balla, Boccioni, Carrá y Russolo), a la música (1910:
Manifiesto
de los músicos futuristas,
firmado por Pratella), a la escultura
(1912: Manifiesto de Boccioni, en el que se afirma que la escultura
debe convertir el infinito plástico aparente y el infinito plástico
interior), al teatro (1915: Manifiesto del teatro futurista sintético,
firmado
por Marinetti y Settimelli, y Manifiesto de la escenografía futurista,
firmado
por Prampolini; el primero recomendaba 2 sorprender al público con
cualquier medio, p. ej. con la 1 concisión, reduciendo las escenas
al tiempo fulminante ( de pocos segundos) e incluso a otras formas artísticas
todavía por nacer, pero destinadas a nacer en el futuro.

Esta gran cantidad
de programas revela una exasperada proyección hacia el futuro; y
si por un lado expresa la voluntad de romper con la tradición, por
el otro demuestra una cierta incapacidad de realizarse en formas menos
hipotéticas y más actuales. Uno de los aspectos más
llamativos del futurismo es, en suma, lo veleidoso, que se enmascara de
triunfalismo para rechazar el mito de la derrota propio de cierto romanticismo
y del decadentismo. Los fu turistas cultivan, por el contrario,
el mito de la victoria: victorias tal vez ficticias, coronadas no por una
gloria aristocrática y solitaria (como en D'Annunzio), sino por
el escándalo en los cafés, en la calle, en las salas de conferencias.

De todos modos el futurismo
fue, buena o mala, una escuela de polémica y de moral; y si usó
con eficacia la técnica publicitaria, admitiéndola de golpe
en la expresión artística, lo hizo con una finalidad básicamente
pedagógica. Pero ello no impidió a los futuristas transformar,
con el tiempo, los temas iniciales de la máquina, la velocidad,
la técnica en exaltación de la violencia, del imperialismo,
de la guerra, «higiene del mundo», y, por lo menos con Marinetti,
del fascismo.

En el ámbito
literario, el futurismo italiano tuvo sus mejores exponentes, además
de en Marinetti, en A. Palazzeschi, C. Govoni y A. Soffici; pero los resultados
más importantes del movimiento se alcanzaron, probablemente, en
el campo de las artes figurativas, con la introducción (sobre todo
por obra de Boccioni) de un nuevo sentido del espacio que tuvo consecuencias
importantes en la vanguardia europea contemporánea y posterior:
cubismo, dadaísmo, surrealismo.







Filippo
Tomasso MARINETTI: (Alejandría, Egipto,
1876 -Bellagio, Como, 1944) escritor italiano. Poeta, novelista y fundador
del futurismo, pasó su juventud en París, donde publicó
sus primeras obras, escritas en francés. El 20 de febrero de 1909
publicó en «Le Figaro» el primer
manifiesto del futurismo
, que arremete contra los valores tradicionales,
exaltando el dinamismo de la vida moderna, los mitos de la máquina
y de la guerra y la violencia como afirmación de la individualidad.

En el siguiente Manifiesto
de la literatura futurista
(Manifesto della letteratura futurista,
1910) teorizó poéticas y medios expresivos adecuados para
lograr la dinámica de la sensación, del movimiento, de la
materia, mediante el desquiciamiento de la sintaxis y la puntuación,
las palabras en libertad y los caracteres de imprenta dispuestos de maneras
sugestivas e inusitadas.

Los resultados más
notables de la aplicación directa de este programa son la novela
Mafarka
el futurista
(Mafarka il futurista, 1910) y, en lo poético,
Zang
Tumb Tumb. Adrianópolis, octubre de 1912
(Zang Tumb Tumb. Adrianopoli,
ottobre 1912, 1914), descripción fonosimbólica de un episodio
de la guerra de Africa. Inspiró y redactó otros manifiestos,
como Teatro de variedades (Teatro di varietá, 1913), Teatro
sintético
(1915) o Guerra, la única higiene del mundo
(Guerra
sola igiene del mondo, 1915). Su nacionalismo y su belicismo le llevaron
a apoyar la guerra de Libia (La batalla de Tripoli, La battaglia
di Tripoli, 1912), posteriormente la intervención en la 1ª
guerra mundial y finalmente la dictadura fascista, de la que recibió
honores y cargos oficiales.

Marinetti fue sobre
todo un hábil organizador cultural, sensible a las nuevas relaciones
con el público nacidas con los mass media; algunas de sus
mejores capacidades son reconocibles en la inventiva lúcida y agresiva
de los «manifiestos», que se elevaron, gracias a su escritura,
a la categoria de género literario.

 Enciclopedia
de la Literatura Garzanti

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres