Blogia
LITERARIA

SMOG DE AÑO NUEVO

SMOG DE AÑO NUEVO Las 12 ya van a dar....... la melodia se dejaba escuchar en la radio, la letra y música contagiante anunciaba el epilogo de un año que fenecia, al compas de bombardas, cuetecillos, explosiones y humaredas que contaminaban hasta el alma, era tal la saciedad y euforia de las personas que marcaban un halo de indiferencia hacia la atmosfera, del aire que respiraban, de la ausencia de una conciencia ecológica. ¡claro, era año nuevo! y se tenia que quemar muñecos, reventar bombardar, hacer explosionar cuetecillos y todo artefacto que quemara pólvora, era irresistible contagiarse de todo lo que observabas en la calle y de cuanto se  vendía para estimular la contaminación de fin de año... era imposible controlar a los compradores y vendedores que laceraban la idea de no quemar nada y esa compulsiva obsesionde devorar con el dinero todo aquello que era perfectible de compra. Me irirtaba la indiferencia humana que en contados minutos daria rienda suelta a una devastadora contaminacion de los aires de todo el mundo, con la excusa de una sordida y trivial fiesta, que solo conmemoraba la vejez de humanos, animales y del mismo planeta, las 12 ya van adar....  seguia la melodia y entonces empezó, explosiones atosigantes y el mundanal ruido carcateristico de una noche diabla y endemoniada para el ambiiente de este planeta, el cual ya habia iniciado hace horas atras en distintos lugares del mundo.
Mis vecinos extasiaban a sus niños ayudándoles a encender sus muñecos, los más adolescentes encendian petardos, bombardas, y todo aquello que habían adquirido en su paseo por el mercado, nadie pensaba en lo que hacian, colchones viejos, ropas menesterosas, cobijas, pèqueños muebles de madera, papeles de todo tiopo, menajeria en desuso y malograda, en fin todo ello eran los instrumentos que iban a parar a la hoguera, y esa escena se repetia en cientos de ciudades a la redonda, y en todas las ciudades donde se celebraba la tan mundanal fecha. nadie dijo nada, nadie murmuró, ni asintió la degradación ajena y devastadora que se poducía, todos se loaban y cumplían cabalas que  solo era motivo de  egoismo propio, un egocentrismo, puesto que la tierra, nuestro planeta, ¿que?, nadie pensaba en la gran contaminacion que se estaba provocando, musica estridente, alcohol a borbotones, comida, luces de colores llenaban el ambiente de los hogares y las calles, atonitas y silentes se bañaban llenas de un estigmatico humo, que condenaba el planeta a una lenta pero trivial agonia, este panorama se repetió por cientos de años. Y ahora que han pasado esos años y solo sobrevivimos 156 personas que no pudimos hacer nada para lograr conceintizar y salvar el planeta el cual ahora agoniza, y os que quedan aun con vida son gente como yo, que quiso salvar lo poco que quedaba de este planeta, pero es predecible que la contaminacion nos destruyó y nos habia cifrado ya el ataud donde  desacnsariamos y ademas eso causó la muerte cataclismica de casi toda la humanidad y los animales que en ella habitan.
Ya es mi turno, y solo quedamos 17 personas, ya no puedo respirar bien, el smog no me lo permite y la comida, no la veo, al parece rya no queda nada que comer,  y el agua, toda ella esta contaminada con ácido que als lluvias han depositado en ella, cada vez que llueve, es tarde, tengo frío, tengo hambre, tengo sueño, mucho sueño, y el dolor que recorre mi cuerpo se acelera, no hay salida, un mes más y ya nadie quedará con vida....
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres