Blogia
LITERARIA

DEFENESTRACION

DEFENESTRACION Las alegrías de las cosas buenas que nos suceden son placeres y emociones tan intensas que no solamente uno se sacia de contento sinoq ue se extiende ala familia y a las persoans que con su don te aprecian, esas vivencias tan emotivas y contagiantes, son las que refuerzan la autoestima la fortalecen de triunfos, de ascensos, de dignidades, de creceres, de cupos y espacios insignes, de muchos placeres. Cosas que dignifican y ennoblecen el alma, la gratina , la cuece y la transforma en una sosegada ermita de lo santo y lo positivo. ¡Qué bello es sentirse satisfecho y que avanzas dignamente en la vida!
Pero claro siempre hay un pero, una piredra una antítesis de lo propuesto, que es la contrariedad de tus triubfos y ganancias de vida; eso me ocurrió y aunquie pienso que todo pasa y que ls malas rachas y las malas vibraciones se las lleva algún día el viento, después de tenaz e inteligente constancia pude obtener una oportunidada para mantener en mi corta vida un trabajo digno, con el famosos título de nombramiento, ¿cuántos pugnan por él?, muchos, por ello quien lo obtiene es examinado rigurosamente por los competidores perdedores, quienes te la juran y cada que pueden te siguen de cerca por si cayeras en desgracia o pisaras en falso y ello se apropiaran del famosos botín.
El deseo fugaz de obtener  el ansiodo nombramiento magisterial me fue arrebatado con improperios y denuncias viles y sentenciosas, que sólo postran por algún tiempo la estabilida económica de mi familia, y en parte algo de mi autoestima se derrumba, el proceso anda abierto, el proceso está en pie de lucha, pero ya me han señalado, estoy para muchos objetado, las plazas son irrrenunciables asíq ue no la dejaré ir pues  moriré luchando hasta estar ca´çido postrado y sentirme vencido, que a mi entender y ánimo es casi imposible de suceder.
El ánimo esta exacerbado y el fastidio me inunda por momentos, pero la convicción de un docente que desea mejorar en su desempeño no solo dando luz y guiando alumnos sino también a docentes , a los propios maestros, hoy tengo un compormiso de capacitador, ingresando a otro nivel, nuevas puertas se abren, nuevas oportunidades frente a mí, ¿debería de dejar de lado esa positiva función? Lo pense cientos de veces y no, no la dejaré, pues aún la ley me ampara, espeor no perder mi nombramiento docente, pues aqui hay un maestro que desea mejorar sus niveles y capacidades de entregar concimientos nuevos a los docentes que requieren un acompañamiento real, efectivo y con ética, a la altura de las circunstancias me estoy poniendo y seguiré con este reto nuevo, apesar de extrañar las aulas  de estra rodeado de aquella reilada de curiosos y entusiastas alumnos por apender ávidos de moldear y guiar. El maestro enseña, educa y trata de mejorar día a día, allí me encuentro mi pensar.
Algún día ewstaré distante en als alturas de Tolapalca premuniendo de conocimeintos y enseñanzas a esos respetables alumnso que solo desean un maestro para aprender.   
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres