Blogia
LITERARIA

ESCRITO POR UN MAESTRO...

ESCRITO POR UN MAESTRO... LAS EVALUACIONES
Eran las cuatro de la mañana y había que levantarse para terminar de programar el bendito examen de evaluación mensual, trimestral o bimestral que había que aplicar a los alumnos o simplemente había que quedarse hasta la una o dos de la mañana para terminar aquel prolijo examen que aplicaríamos. Mientras tanto recordaba aquellas escenas en donde para rendir un examen, un alumno tenía que repasar todo lo aprendido y de memoría o "de paporreta", responder al pie de la letra lo dictado por el docente, es más los exámenes de matemática o ciencias, eran los más complejos y los docentes unos dioses a la hora de estos. Era  momento para tomar un rosario y pedirle al divino que nos ayudará, pues quien no se sabía la lección era maldecido por obra y gracia del docente para que en casa los padres aplicarán las leyes divinas del castigo y la sanción. Dar un examen era un suplicio, y si no aprendia todo, estabamso en probelmas. y ¿Actualmente la evaluación será un suplicio, los profesores se convertirán en dioses a la hora de evaluar, los exámenes escritos siguen siendo instrumento de represalia y amenza por parte del docente?
Para muchos estudiantes el rendir una evaluación aún les provoca malestar, alergia, enfermedad, dolor de cabeza, apatía, aversión e indignación rendir el examen que los profesores concienzudamente planteamos, pero aquí hay una enmendadura, puesto que la s evaluaicones ya no son notas únicas ni privilegiadas, puesto que la evaluación es un proceso y como tal es continuo, lo que implica que una examen escrito u oral no define una calificación por completo, solo la refuerza o motiva, siendo la evaluación un proceso integral entonces, el maestro evalúa desde el inicio del aprendizaje hasta el final, constityendo als evaluaciones escritas u orales parte de ese proceso.
Encontrar los famosos "acordeones", en pantaloens camisas, entre las mangas, entre las manos, las medias, e incluso en lugares más osados, donde hay un resumen escueto, preciso y bien planteado de los contenidos que le servirán para  plagiar al alumno, hasta inscripciones variopintas o mensajes en clave, que resume didácticamente la lección a copiar, o los emnsajes ne braile u otros sistemas cerado por alguns alumnos son parte de las más diversas formas en las cuales se puede plagiar a mansalva, debido a lo dificil, temerario, compuslivo y predominantemente presionante que puede convertirse una evaluación,  llegando a la desesperación y repudio de los alumnos, por ello hay algo sencillo que hacer. no debemos satanizar los examenes, sino debe ser una forma de demostrar lo buenamente aprendido, durante el proceso de aprendizaje, donde no sólo se evalúa al alumno, sino también al maestro, pues allí se refleja si la estrategia utilizada fue la correcta para que nuestros alumnos aprendieran mejor o si no fue así entonces se replantearían las estrategias y reprogramaremos lo que se enseñó para reforzar a través de una nueva unidad didáctica de aprendizaje.
La evaluación es una sabia herramienta que debe ser  bien empleada por el docente como un mecanismo de control del aprendizaje y no caer en concebirla como una disuación o forma de amenaza en desmedro del alumno.
Dosificar als evaluyacioens también es menester de los docentes, desterrando el memorismo, al aplicar solamente en las pruebas solo preguntas de contexto literal, dejando de lado las preguntas inferenciales y críticas que son una forma mucho más enriquecedora de plantear una vedadera evaluación.
 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres