Blogia
LITERARIA

POEMANIA

EL SILENCIO

Si no escucho el lamento de las aves cuando ven destruido su hogar, ni
cuando el sol escondido contra la arremetida de las infestuosas nubes se siente apagar o
si al contemplar una bella aurora matinal solo pueda palpar el frio y
el fragor de su existir puesto que mi ceguera trivial acolmataba mi ver,
mi sentir de la vida, mi llorar como un bebe entumecido ante la ausencia
de una sola plegaria de cariño, y asi como el día muere la noche ha
llegado ami vida y es la nocion mas triste de este mundo y si por ti
existía hoy declaro mi agonía, puesto que he muerto y he vaporizado m
mos sentimientos y esta cosa es la más triste de este mundo y así me
siento yo por este amor solo por ti.

Se ha desvanecido el sol en tus ojos y tu mirada sin norte y claridad ha
confesado a mis labios que ya no me deseas y estos han sufrido una
catarsis en medio de su letanía y ha confesado a la soledad que irá a
sus aposentos.

He divagado entre las noches de juerga y aplacado mi sufrimiento con
adictas noches de desvelo, engullendo ficción y fantasía del septimo
arte, he plasmado mi sentir en profundas jornadas de llanto, le he
llorado al vacío de mi pensamiento y le he suplicado al corazón que deje
de latir al sentimiento, para acallar tus recuerdos y sumergirlos en el
crisol de la amnesia del pensar del olvidar, de saber que existo o que
alguna ves fui presa del amor carnivoro y hostigante del envolverme en
sus brazos, y de conmutarse a la adición de mi inexperiencia y de
sustraerme la pasión para jamás dejarme libre sin la multiplicación de
lo racional, simplemente una operación para  potenciar la lujuria del
desamor y la sofisticada y estresante desilucion, que te plaga en medio
de la nada, que te sumerge en el inframundo de la traición, del engaño,
de la voluptuosa emoción de saberte engañado y desbarrancado por una
parte de tu corazón que latía a tu alrededor, y que te intoxica esa idea
sin razón de haber sido traicionado por amor.

Solo debo una inocente mirada y con una disculpa alada y pedirle al
firmamento que me guie a los aposentos finales sin resentimeinto para
consolar mi mente y vibrar plenamente en el ataud de mi vida que
contemplativamente ha sido enterrado en tu corazón de la desidia y que
sin flores ni lápidas decorativas haras escarnio de nuestros momentos
inolvidables, que alineados sin cronología se hayan enterrados en tus
sublimes recuerdos sin asimetria.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

UN 25 DE AGOSTO

UN 25 DE AGOSTO Imprecisa fecha aguda del fastuoso neonato,
quien naciese del encanto, richard, lindo alegato,
cabalgaste en bello vientre que después dejaste,
con acordes  liricos de un moqueguanisimo traste.

Richard el onírico contraste de la belleza natal,

encendiste el lar de tu madre muy sentimental,
arrebataste la alegría y dicha de tu padre brial,
connotando el paso a la nueva vida conyugal.

Richard del veinticinco de agosto sensacional,

hiciste del calendario el veinticinco fecha central,
conmocionaste la ciudad con tu sonrisa cordial,
y tu crecimiento ancestral en ti era excepcional.

Dicha extrema a tus siete años, connotado escolar,
estudioso y siempre aplicado, listo la vida escalar,
ya a los 12 embelesado, argumentando para aclamar
su paso a la pubertad dicha y felicidad para actuar.

Entre los 16 a 21 sempiterno estudiante universitario,
que entre las carpetas plasmaste sentido extraordinario,
común decencia lógica, sobresaliendo ante adversarios
y siendo precoz investigador, acusioso expedicionario.

Fue un veinticindo de agosto que jamás se olvida
y que tu familia celebra y siempre recuerda y anima
por una hermosa vida que a los vienticinco anida
trabajo, amor y cariño para toda la familia que estima.

Hoy Richard preparado para la llegada esperada
del connotado veinticinco de agosto fecha idolatrada
día inconmensurable, 25 años cumples, fecha inevitable,
para celebrar entre amigos y familia, a ti amigo admirable.

PERUANO

PERUANO En un lindero de la tierra
se fortalece erguida
una nación empeñosa
que Dios la viera,
nacer y desarrollar.

Agigantada su sierra
se concibe en despensa
de su gente entera,
y enmarañada la seva
funge silente
naturaleza y fuente
de vida caprichosa,
y en franja delgada
la costa encanta
en ramales finitos
de valles y quebradas.

su gente encantada
con mano empuñada
labra su porvenir
trabaja y construye
bases de paz y bienestar
madre empeñosa
padre creativo
niños, futuro forjado.

culturalmente engrandecido
país del ingenio del pasado
inkas, engalanados
en fastuoso imperio
organización emblemática
valores cuantitativos
poseedores de dones
que legaron a este pueblo
de grandes insignes.

Raza peruana
incomnesurable etnia
etarea pluriculturalidad
encarnas a viva voz
nuestro amor
por la nación peruana
que deslumbra
reverbera y gusta
al extranjero.

Patria mía
de corazón incaico
he de regalarte  en llanto
mi eterna gratitud
mi admiración y encanto
dedicado a gozarte
y darte mi mejor esfuerzo
me consagro a ti
PERÚ
sin desenfado y
elevando a ti un canto.

¡Qué viva la patria,
del peruano
autóctono y mestizo
del negro y del chino
del europeo caucásico
y del cosmopolita
ermitaño que ya es peruano
consagradas etnias
a una sola raza
de todas las sangres.

POEMAS A MACHUPICCHU

GRANDES POETAS HAN ESCRITO EMBELESADOS A NUESTRA MARAVILLA MODERNA:

Martín Adán


La mano desasida

Canto a Machu Picchu



 


¿Qué palabra simple y precisa
inventaré

Para hablarte, Mi Piedra?

Que yo no me seré mi todo yo,

La raíz profunda de mi ser y quimera

¡Tú crees estar arriba, honda en tu cielo,

Y me estás tan enquistada en mi vida muerta!…

¡Ay, Machu Picchu, pobre rostro mío,

Mi alma de piedra,

Exacta y rompidísima,

Innumerable e idéntica,

Vuelo del alma mineral,

Esencia de conciencia de relabrada fuerza!…

¡Ay, Machu Picchu, hueso mío de presencia

Cuándo estarás de mí defuera!…



¡No temas, Machu Picchu,

Que nada te harán los turistas,

Ningún daño te causará Neruda,

Ningún daño te causará la gringa!



Créeme tú, Machu Picchu,

Haz que yo crea, horrorosa flora.

Nada es real sino lo que supones

Por debajo de lo que tocas.

Nada es real sino tu ceño

Y una roca}

Y alguna mano humana que va haciendo

La vista, la cosa, la forma…

Y la divinidad de lo inmediato,

Y el instante del sentido, y el abismo en sombra.

…………………………………………………..

…………………………………………………….

La montaña es un delirio,

Y la palabra es una sorpresa,

Así es la altura del civilizado,

Del enajenado que soy y que tropieza

Con su ortografía y con su hielo

Con el ichu y con su miseria.

¡Con mi estar allí, allí,

Y con la hierba!



 
Pablo Neruda

Alturas de Macchu Picchu


 


Sube a nacer conmigo, hermano.


Dame la mano desde la profunda

zona de tu dolor diseminado.

No volverás del fondo de las rocas.

No volverás del tiempo subterráneo.

No volverá tu voz endurecida.

No volverán tus ojos taladrados.

Mírame desde el fondo de la tierra,

labrador, tejedor, pastor callado:

domador de guanacos tutelares:

albañil del andamio desafiado:

aguador de las lágrimas andinas:

joyero de los dedos machacados:

agricultor temblando en la semilla:

alfarero en tu greda derramado:

traed a la copa de esta nueva vida

vuestros viejos dolores enterrados.

Mostradme vuestra sangre y vuestro surco,

decidme: aquí fui castigado,

porque la joya no brilló o la tierra

no entregó a tiempo la piedra o el grano:

señaladme la piedra en que caísteis

y la madera en que os crucificaron,

encendedme los viejos pedernales,

las viejas lámparas, los látigos pegados

a través de los siglos en las llagas

y las hachas de brillo ensangrentado.

Yo vengo a hablar por vuestra boca muerta.

A través de la tierra juntad todos

los silenciosos labios derramados

y desde el fondo habladme toda esta larga noche

como si yo estuviera con vosotros anclado,

contadme todo, cadena a cadena,

eslabón a eslabón, y paso a paso,

afilad los cuchillos que guardasteis,

ponedlos en mi pecho y en mi mano,

como un río de rayos amarillos,

como un río de tigres enterrados,

y dejadme llorar, horas, días, años,

edades ciegas, siglos estelares.



Dadme el silencio, el agua, la
esperanza.



Dadme la lucha, el hierro, los
volcanes.



Hablad por mis palabras y mi sangre. 


 


Juan Gonzalo Rose


Padre Machu Picchu


Machu Picchu, dos veces

me senté en tu ladera

para mirar mi vida.

Para mirar mi vida

y no por contemplarte,

porque necesitamos

menos belleza, Padre,

y más sabiduría.



 


Danilo Sánchez Lihon



Machu Picchu, más allá de ti no hay nada


 


Machu Picchu,

más allá de ti no hay nada. En ti

está

la casa, el altar y la morada

de los dioses.

Más allá de ti ya no se sube

a ninguna parte.



Todo está en ti. Tú contienes

lo vasto

y lo hondo. ¡Aquí –en ti– es

cuándo,

dónde, qué, quién, cómo!



Nunca el hombre llegó tan alto,

vivió

tan alto, murió tan alto, sino en ti.



Nunca

se respiró más profundo que en tu

transparencia.



Y nunca

se padeció tan en el límite de otro

mundo

junto a las estrellas estupefactas

sino en ti.



Eres

piedra de eternidad Machu Picchu.



Nunca las manos, el aliento labraron

un período

una rosa y una flecha más penetrantes.



Jamás

el arpa y el violín aspiraron tanto.

El pincullo,

la danza, el baile y la pollera

extasiaron

hasta desaparecer.



No hay altar en el mundo

que tenga

tu altura, tu intensidad, tu perfume

arrebolado

ni el pedestal de nubes a tus pies.



Jamás

la tierra, el mundo y la vida se hicieron

más infinitas.



Porque

¿hay en el arte algo más etéreo

y exacto

que estas piedras hechas adoración

y milagro?



Alguna

fantasía ha puesto líneas

y trazos

que superen la perfección

de estas

edificaciones? Los hombres

y mujeres

que aquí  vivieron hicieron

de lo excelso

lo llano, corriente y cotidiano.



¿Hay

escultura, arquitectura o enigma más

sutil

que estas piedras puestas en equilibrio

sobre

lo que es eterno e indescifrable?



Aquí

las piedras sienten, piensan y tienen

poder;

son espíritus dormidos o despiertos,

donde

la brisa tienen una voz acumulada

de milenios.



Aquí

he contemplado las estrellas

del firmamento

con el mismo candor con que lo hizo

el primer

hombre, cuyo pie se asentó sobre

la faz

de la tierra para labrar su destino;

y donde

hasta la esperanza es desafío y es

memoria.


FELIZ DÍA DEL MAESTRO

A la obra guias materiales del conocimiento
 condecendientes y emuladores del sentimiento
maestros libres y trascendetes en descontento
de lo que el gobierno suple mal en detrimento
consumiendo a los docentes sin discernimiento
laborando y programando con consentimiento
del que ama, hiere con cariño sin arrepentimiento.

Maestro sin decidia cuanto soportas sin rencillas
todo aquello que blanquea aun sin manillas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

ARREBATO

PREGON DE PREGONES
LINDERA DE VAGONES
QUE LLENOS DE AMOR
EXTASIA EL FELIZ HOGAR

SABIDURIA HECHA MUJER
SANTA AMAGALMA DE CALOR
QUE ENTREGAS  EN PASION
AL HIJO DAS ETERNO FRAGOR

SINCERO AMOR EMBEBIDO
HOY ESTOY AQUI ADOLORIDO
PORQUE MI MADRE NO ESTA
LA BUSCO NO LA ENCUENTRO

SI LA NATURALEZA ME LA DIERA
YO AMOR ENTERO LE DEVOVIERA
CON MIS CONGENERES Y AMIGOS
TODO EN ELLOS  LO VIVIERA

PERDIDA MI MADRE MUERTO EL CARIÑO
ENCENDIDA LA PENA DESDICHA PLENA
ENCONTRADO EN ANGUSTIA ME APENA
QUE NO TENDRE AMOR DE MADRE LLENA

LA MADRE

LA MADRE Inventiva del universo colocarte a mis pies
protectora de mis infinitos despertares
consolando al novato impío redentor
vástago incipiente que tutelaste por diez

Mártir celestial de impagables salarios
cubriste en desvelo días y noches aciagos
enfrentaste la muerte y le arrebataste mi vida
te entregaste candorosamente muy sentida.

Incomparable flor que la creación sublima
compasiva hija del amor que aquí habita
¡Madre! es la palabra que porfía tu bienaventura
consagrada al fragor filial que a veces lastima.

Motor encendido de la entrega divina
encomendada a saciar el exento cariño del hijo
que a tu vida solo ostiga amor en desconsuelo
y que arrebata lagrimas en tu detrimento.

¡Madre! única falaz mentira que la verdad endilga
isla de inquebrantable sentimiento humano
facción de Dios que mitiga pesares y da amor
conceido en un pecho u hombro jamás mendiga.

Subordinada a los encantos del mundanal zaherir
siempre el eje que todo hogar ha de concebir
la madre enraizada, acolmatada de discernir
de entre sus aortas amor para simplemente vivir.

Encarnada en mis pechos y encrucijada en mi mente
el cariño y fragor de mujer se representa en ti madre
conspicua, invencible y forjadora de inermes gentes
que adelante avanza contigo, fustigada pero invencible.

¡Madre mía!





¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Del libro SIMPLEZAS COMPLEJAS

Del libro SIMPLEZAS COMPLEJAS Aquí un extracto de poemas del libro poético "SIMPLEZAS COMPLEJAS" de mi
autoría, espero se deleiten con este tipo de textos sobre el incio de nuestra adolescencia. Cuatro poemas que muestran la simpleza tan compleja de crecer y madurar.

PRIMERO DE SECUNDARIA
Agazapados el primer día en filas extensas
Recibiendo indicaciones intensas
El escolar de primero de secundaria

Con aula nueva entre recuerdos
Mira y exuda a una veintena de compañeros
El escolar de primero de secundaria

Con profesores de matices a escoger
Y áreas a montones por doquier
El escolar de primero de secundaria

Reconociendo púberes amigos en trama
Los varones marcando diferendos con las damas
El escolar de primero de secundaria

Los días primeros son los mejores
Se junta el alto, el gordo; el mayor y menores
El escolar de primero de secundaria

Con esmero labra y elabora sus saberes
Hay ganas y emoción por doquieres
El estudiante de primero de secundaria

Presto para  el deporte con aliento gana
en trompito y bolitas su talento emana
El estudiante de primero de secundaria.

Sumando entre conjuntos y operaciones
En matemática primero en sustracciones
El estudiante de primero de secundaria.

En teatro y declamación puesta en escena
Comunicación el curso de la veintena.
El estudiante de primero de secundaria

A Dios consigna sus secretos y expiaciones
secretos de colegio le cuenta en sus oraciones
el estudiante de primero de secundaria

Y con amigos canta juega y ríe sin privaciones
Porque este año no se olvida sin emociones
El recuerdo lo retrae a esa etapa etaria
El estudiante de primero de secundaria

EN VALORES

Amabilidad  y cortesía para un día de vida
Responsabilidad cada momento con afinidad
Respeto al semejante  esto es constante
Solidaridad al compañero con esmero
Puntualidad en tu vida es lo primero

Contemplación con tino ante el amigo
Tolerancia discreta con la persona indiscreta
Asertividad contundente en acción coherente
Perdón pulcro al conmitante inculto

Honestidad certera para el mortal adusto
Amistad entrelazada para ser materializada
Compartir sin marginar ni excluir
Resiliencia para el corazón con paciencia
Amor venidero al solitario viajero

MI PROFESORA

Llena de gracia en su semblante
Dicta su clasesita emocionante
Mi profesorita de linda boquita

En la pizarra descrifra su saber
Trascribe conocimiento y placer
Mi profesorita de linda trencita

Ella toma la tiza con delicadeza
Y recubre la pizarra con ligereza
Mi profesorita de tierna sonrisita

Cuando explica con convicción
Vivo la historia con emoción
Mi profesorita  de mucha visión

En el cálculo es siempre exacta
Sustrayendo y adicionando es práctica
Mi profesorita encantadora sirenita

Narrando historias es la primera
Con un final impactante que no se espera
Mi profesorita  es muy certera.

En ciencias los problemas resuelve
Y con empeño la mezcla disuelve
Mi profesorita bien se desenvuelve

En arte la pintura domina
Y en escultura es como ninguna
Mi profesorita anda con fortuna

La extraño cuando no llega a clase
Si se enferma  la atiendo
Mi profesorita la atesoro contento. 

EL PRIMER BESO

Mágica luna la noche dulcificada
Extrema y masificada en amores
Luce tierna y en aromas de bombones

Fresco aliento derrama sin lisura
A borbotones contempla al dulzura
Del joven amor entre adolescentes
Que nacido de una ilusión coherente

Hace estragos en los corazones nacientes
Quise  dejar una huella en tus labios
Sin marcas ni especificaciones
Pero el rubor de mi pubertad

Silenció el mórbido deseo sin acciones
Los primeros pasos tuve seguridad
Mientras tu súbito aroma me colmaba
De éxtasis en mi extinto respirar

En crédula mirada no te hice nada
Y al fin del cortejo sucumbí ante ti
Me di por vencido y me aleje de ahí
y cautelosas manos pasaron a sujetarme

Mi cuerpo antes de huir para besarme
Alegría, expresada a la máxima potencia
Una finura de labios pegados a los míos
Agitaban mis deseos, me sentía sorprendido

Nunca supe mi razón, que recuerdo con emoción
Me besaste con ansia, sentía tu fragancia
Era inconmensurable la descripción talante
Robé de ti la fragilidad de tus labios
Y llevaste contigo la virginidad de mis besos


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres