Blogia
LITERARIA

ENSAYANDO CON MARIATEGUI III

¿MARIÁTEGUI REFERENTE MOQUEGUANO?

Establecidas las ideas iniciales sobre la educación desde la perspectiva de Mariátegui en la actualidad, ahora daremos respuesta y despejaremos dudas sobre las interrogantes planteadas como tesis centrales de este texto argumentativo, ¿Debe considerarse a Mariátegui como un baluarte de la cultura moqueguana?, ¿significa Mariátegui un referente cultural para Moquegua? El derrumbamiento del gobierno despótico de Leguía, coincide con la muerte de Mariátegui y con el iniciarse de una etapa de conflictos sociales y políticos con la más aguda crisis producida en el Perú y el resto de América; crisis que va a crear una conciencia generacional en los años 30 y 40, todas ellas herederas de las preocupaciones de Mariátegui, por ello su lema “peruanicemos el Perú” fue el lema recogido por él y transmitido a los grupos sociales, y toda esa performance se daría por ejemplo en el gobierno militar de Juan Velasco Alvarado, después en el reciente periodo de Alejandro Toledo, todos ellos con reformas nacionalistas que profundizaron los esquemas sociales, igualmente citaremos a Alberto Fujimori, con cambios radicales, pero que recogen el sentimiento mariateguista, no en su amplitud ideológica y total, pero si en su concepción literal. Pero si esto no es una visión de lo que él planteó , entonces veamos que Mariátegui condensó esta otra frase que indicaba que debemos “Crear un Perú nuevo, dentro de un orden nuevo” que también muchos gobiernos de turno como el que lidera actualmente el Sr. Ollanta Humala de cambios nuevos, para una nueva forma de gobernar y de administrar este país. Pero como observamos todo el pensamiento Mariátegui muestra lo que alguna vez Luis Alberto Sánchez expresó de Mariátegui, diciendo que “metía su sangre en las ideas” y esa sangre revolucionaria, cambiaria, socialista, sectaria e idealista sobre el Perú y su régimen económico, hicieron de su pensamiento una exégesis totalizadora, tomando al Perú como núcleo de su análisis, no se incorpora aquí a Moquegua como parte vital o complementaria, por estos planteamientos debemos de establecer que en el pensamiento de este pensador no hubo idea, prerrogativa que estableciera a nuestra ciudad que mereciera alguna mención, es más la capital peruana, es el lugar de los hechos y al punta de la madeja que esgrime para condenar el centralismo absorbente de esta metrópoli. Segundo, en sus demás obras: literarias, periodísticas, argumentativas, poéticas y dramáticas, no mencionó a esta ciudad, ya sea ensalzando o minimizando su ascendencia o nacimiento en esta, por ello referente cultural, no podemos tomar a este personaje como tal, ya que no tuvo recuerdos ni infantiles ni juveniles de su lugar de nacimiento, puesto que según su biografía este fue un accidentado y casual hecho en su vida, ya que el nunca tuvo un amor desarrollado a su terruño, no conocido. Un ejemplo de conciencia de nacimiento lo tenemos en mercedes Cabello de Carbonera, quien sí tuvo una relación familiar, de niñez, de adolescencia y juventud con Moquegua pues vivió aquí hasta los veinte años. Pero existen publicaciones muy idealizadas y que no contrastan con la realidad de las cosas, que Mariátegui en su jamás aceptó ser moqueguano, ya que solo en su juventud se enteró de su nacimiento en esta ciudad, ya que el siempre creyó que su nacimiento fue en la ciudad de Huacho, según consta en la partida que guardaba en su casa, que fue sacada después de la partida de bautizo de Moquegua, y que da cuenta de un Mariátegui casi limeño.
Existen publicaciones idealizadas tanto escritas como virtuales que expresan textos muy regionalistas sobre la relación entre Mariátegui y Moquegua, relación que nunca existió. Veamos esta publicación virtual que hace Humberto Jaime Matos sobre el pensador en el siguiente link: http://www.peruan-ita.org/personaggi/mariatequi.htm.
“… Sus padres fueron; Don Francisco Mariategui y Doña Amalia Lachira. Su hogar no tuvo un origen de cuna de oro, pues no habían mayores recursos económicos. La situación familiar fue tan difícil, que sus padres apenas si pudieron solventar los gastos de sus instrucción primaria. La familia tuvo que salir de Moquegua y emigrar hacia el norte de Lima, ahí en Huacho termino la Primaria en una escuelita fiscal. Las dificultades económicas iban en aumento en la familia y por ello tuvieron que trasladarse a la Capital ( como todo buen provinciano, que aspira a mejorar).Para ayudar un poco a su familia, a la edad de 14 años se vio en la necesidad de trabajar como Corrector de Pruebas en el diario de La Prensa de Lima( aquel que tenia su Oficina Editora en el añejo Jr. de la Unión ), su dedicación y esmero le permitió convertirse en Redactor hasta 1916, como no tenia profesión y era un aun desconocido, prefirió elegir un seudónimo, firmando como “ Juan Croniqeur”. Convirtiéndose en un Autodidacta, ya que el solo se instruía. Pero como buen Moqueguano nacido en el sur de la patria, prontamente entablo amistades y se relaciono con intelectuales y escritores de la talla de Abraham Valdelomar y de Cesar Falcón… en esta parte de la biografía muestra a un Mariátegui complacido con su origen casual, situación que no sucedió. Una de las obras que narran pasajes de su vida familiar, así como sus estudios sobre la democracia, las élites urbanas, el campo y la lucha internacional fue “Alama matinal”, donde no existe ninguna afirmación, negación, interrogación o admiración que mencione, describa, narre o detalle sobre alguna concepción de esta tierra sureña, siendo una prueba irrefutable que Mariátegui no tuvo conexión con Moquegua. Entonces debemos corregir esta idea localista y superar la controversia de si quiso o no a esta tierra y debemos tomar a nuestro Mariátegui, como un personaje nacional que trascendió en el tiempo y no tan local como siempre se ha hecho, sin tener gala de poder escribir de él necesariamente como un moqueguano ejemplar, sino como un peruano netamente ilustre con trascendencia netamente nacional, por ello seguir mostrando a las generaciones su obra es menester de las instituciones de gobierno, privadas que generen la distribución de obras mariateguinas, que los alumnos y pobladores moqueguanos desconocemos para apreciar y valorara lo que nos lego literariamente.

HACIA UNA IDENTIDAD MOQUEGUANA

¿Debemos ensalzar su nombre sólo por el hecho de haber nacido en Moquegua, sin tener él conciencia de ello, en su vida posterior’?... en el contexto nacional Mariátegui desarrolló una investigación seria y documentada sobre la realidad nacional de la época que vivió, pero que actualmente se aplica y desarrollan los mismos conceptos; expresó un estudio sistematizado y muy amplio de una visión nacional a una visión universal del contexto de la época. Además sus viajes por Europa lo hicieron visionar sobre el socialismo nuevas concepciones de gobierno y de conducción social aportando a su visión una formación integral de la actualidad mundial. El potencial crítico, literario y periodístico. Pero su nombre ya ha sido ensalzado por los moqueguanos, ya que en estos últimos años, varias Instituciones Privadas y Particulares han elegido el nombre del ideólogo moqueguano. José Carlos Mariategui, para que lleven su nombre, entre ellos podemos mencionar al Instituto Tecnológico “José Carlos Mariategui”, ubicado en Samegua, La Universidad Privada de Moquegua, también ha asimilado su nombre, antes tan solo se llama Universidad Privada de Moquegua “ a secas “, hoy se llama UPM “ José Carlos Mariategui “. También existe una estatua del politólogo en el ingreso a la ciudad de Moquegua que lo muestra sentado en una silla de ruedas.
Finalmente debemos fortalecer la figura de Mariátegui como gran personaje moqueguano, conociendo más sobre sus obras, en las que expresó un sentimiento nacionalista, no moqueguanista, la educación histórica se desarrolla con la verdad absoluta, por ello ensalzar al figura de Mariátegui es correcta, pero para poder desarrollarla, propendamos a la lectura de sus obras como alma matinal, manifiesto comunista, el crepúsculo de al civilización, la otra Europa, Signos y obras, El arte moderno, El artista y la época, entre otras que los alumnos moqueguanos pueden leer y así entender más sobre lo que este personaje quiso expresar y dar a entender.
José Carlos Mariategui, nos ha dado una lección de enseñanza, pues pudo superar su pobreza, sus limitaciones educativas, ya que no pudo estudiar ni secundaria ni superior, pero contra todo esto pudo demostrar que si se podía alcanzar la meta del desarrollo y el progreso, lastimosamente no pudo continuar produciendo, porque su vida se apago a una temprana edad, apenas habían transcurrido 7 años de viaje de retorno desde Europa y poco menos de 5 años desde el inicio de su producción literaria. así murió un gran escritor, un gran hombre peruano, nacido casualmente en Moquegua…
“La identidad moqueguana fortalece la nacionalidad peruana”
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres